RUNNING: EL ENTRENAMIENTO INVISIBLE

Publicado por:

Quiero compartir este articulo de la revista Sportlife ya que me parece muy interesante y fundamental para todos aquellos que os estais apuntando a la sana moda del running. No todo es correr y correr, planificación, trabajo compensatorio, descanso y nutrición adecuado son las claves para aumentar nuestro rendimiento sea cual sea nuestro nivel.

 

Para un momento de correr. ¿Te has planteado que puedes estar corriendo en la dirección equivocada? Pues sí, para correr mejor y más rápido este año quizás tenga que correr menos y más lento. Si quieres entenderlo, tendrás que seguir leyendo para ver… el entrenamiento invisible.

Lo que hace cosa de no tantos años era una locura y quienes lo practicábamos  éramos  unos chiflados que corríamos con “leotardos” por suerte se ha transformado en una actividad muy popular y  muy bien vista en la sociedad. Claro está, que todo lo que se populariza tiene un problema. Lo podemos ver en el mundo del fútbol. Vas al bar a ver un partido y los 15 que están allí son expertos, corrigen la alineación, dan consejos sobre el pase que tenía que haber dado y critican a Cristiano por tirarla al primer palo y no al segundo. En el running esto empieza a pasar un poco. Todo el mundo es experto en cómo plantear un entrenamiento.

No debemos caer en este error tan común ya que eso nos puede llevar a cometer fallos que podemos pagar muy caros (lesiones, estancamiento,  sobreentrenamiento, etc.) Un entrenamiento debe de estar bien planificado, y bien adaptado a las necesidades de cada runner, debe  tener una lógica y un porqué.

Por estadística pura, el 80% de loscorredores populares, cuando tienen una hora al día para correr, la distribuyen de la siguiente manera: salen de casa  corriendo, corren 60 minutos y llegan a casa.

Total, una hora de carrera continúa. Se descalzan al llegar a casa y se duchan, con eso ya están tranquilos  y satisfechos. Algunos otros populares más experimentados realizan entre los rodajes series, estas pueden ser largas, cortas, cuestas, intervals, fartlek, etc.  En muchos casos sin criterio alguno y en otros casos guiados por libros de la época de “Cuéntame” y de la filosofía del “No pain no gain” (sin dolor no hay beneficio).

En anteriores ocasiones hemos comentado que el corredor popular puede llegar a caer en la obsesión de este deporte, cosa que es habitual y que en mayor o menor medida nos ha pasado a todos, élite, populares… el problema es que, una actividad que empezó para divertirnos y relajarnos, al final nos agobia, nos marca la forma de vivir, se convierte en una más de las actividades estresantes de nuestra vida acelerada. A veces cuando hablo con corredores populares que me cuentan la ansiedad que pasan antes de realizar series largas, test, etc. me horrorizo sólo de pensar lo mal que lo están pasando.

Para un runner las series deberían ser una fiesta, ya que nunca debería llegar a sufrir lo insufrible, ni a estar tan pendiente de los minutos, segundos, décimas y centésimas. Este mundo del running es mucho más sencillo que todo esto.  En ocasiones  no se suele prestar atención a ciertos factores, que como no consiste en correr, para muchos corredores pasan desapercibidos  y piensan que no son fundamentales, y no es sólo que no sean fundamentales, es que son imprescindibles. Son los factores que denominamos como invisibles, ya que para algunas personas no existen. Pero sí que existen y son los acondicionamientos físicos y planificaciones, la recuperación, la técnica de carrera, los estiramientos, la fuerza (BODYTEC), la potencia (cuestas), la imprescindible alimentación, la compensación de otros grupos musculares (tren superior), el entreno cruzado (alternar con otros deportes como natación, bici, etc.)

0

Sobre el autor:

Añadir un comentario